Rechazo a la incautación de documentos y equipos de Europa Press por una filtración periodística

12 Diciembre 2018

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) rechaza tajantemente la incautación de documentación y equipos corporativos y personales efectuada hoy por  agentes de la Policía Nacional en la delegación balear de la agencia de noticias Europa Press y a un periodista del Diario de Mallorca, con el objetivo de determinar el origen de una filtración periodística.

 

Tres agentes y una secretaria judicial han entregado en la redacción de la Agencia de noticias la orden de registro y han exigido a la periodista que cubre la información relacionada con el caso Cursach que facilitase cualquier documentación sobre la macrocausa de la Policía Local.

Amparándose en el mandato judicial, los agentes se han llevado su teléfono móvil personal, dos ordenadores de la empresa y varios documentos en papel. Además, la Policía también ha requisado su teléfono móvil particular a un periodista del Diario de Mallorca. La FAPE considera que esta incautación vulnera el derecho de los periodistas al secreto profesional, en el que se basa la protección de sus fuentes, y que incluye los documentos y los equipos con los que trabaja el reportero.

En los casos de filtraciones, la jurisprudencia exime de este delito a los periodistas y lo atribuye en su caso a los funcionarios que hayan facilitado la información. La FAPE recuerda que el secreto profesional es un derecho de los periodistas y tiene una doble finalidad: de un lado, ampara al periodista de los requerimientos de terceros (la Administración o los tribunales) para que revele sus fuentes; de otro, ampara también a la fuente que le ha suministrado la información.

Por lo tanto, los periodistas de Europa Press y Diario de Mallorca no están obligados a revelar quienes le facilitaron la información y mucho menos a entregar los documentos y los equipos con lo que desarrollan su trabajo. La FAPE recuerda que la jurisprudencia sostiene que la libertad de información legitima la actuación de los medios y de sus periodistas, al tiempo que hace prevalecer el derecho a las libertades de expresión y de información sobre otros derechos cuando la noticia cuestionada es veraz, se refiere a asuntos de interés general o de relevancia pública y está debidamente contrastada.

La FAPE exige la devolución del material incautado y la aclaración de los hechos y respalda todas las actuaciones en defensa de ambos periodistas y de sus medios que realice su federada en Baleares, la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares.

Administrador
Buscador

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE